-III- LAMADOS DE ALERTA

 

El peligro de un crecimiento anárquico

 

           En el mensaje de Renacer está implícita su esencia, es decir, aquello que hace que Renacer sea como es y sin lo cual no podría ser Renacer.

           Su crecimiento tan rápido, al mismo tiempo que es motivo de alegría, debe serlo también de preocupación por la posibilidad de un crecimiento anárquico, tanto en sus fundamentos  filosófico-antropológicos, como en la metodología a la que puede llevar una autogestión de cada grupo mal entendida.

           Esta es una posibilidad mayor en los grupos que son comparativamente más jóvenes y en aquellos que no participan de los encuentros y de las distintas jornadas, en las que se vuelcan nuevas experiencias, así como el enriquecimiento aportado por distintos grupos al mensaje de Renacer.

           Esta anarquía puede producir, y en realidad lo ha hecho, problemas tanto internos como externos.

           ¿Quiere decir esto, entonces, que cada grupo no puede tener autogestión?

           De ninguna manera; la idea de autogestión es parte de Renacer.

           Renacer es un cauce por el que discurrirán, con libertad, sí, pero dentro de él, cuantos grupos han comenzado y comiencen a trabajar después de Río Cuarto, el modelo propuesto por el grupo fundador no puede ser visto como constrictivo o limitante, es un movimiento abierto,

           Debemos saber que todos somos ramas de  un mismo árbol y el mejor antídoto para todo tipo de dificultades es un conocimiento preciso de la esencia de Renacer, implícita en su mensaje, así como un discurrir con honestidad conceptual.

            (Del Mensaje de Renacer:En “Esencia y fundamentos de Renacer como grupo de Ayuda Mutua”)