Hola cariño,

Hoy como todos los dias, intento hacerte una poesia
pero como siempre se despista mi mente.

Solo vienen recuerdos de lo que fueron nuestras vidas,
días tensos y dias maravillosos, como el ultimo verano
que juntos pasamos.

Hablábamos lo justo, sé que eras niño de pocas palabras
pero de muchos sentimientos.

Queria siempre complacerte en todo lo que podia,
era mi manera de demostrarte y decirte lo mucho que te queria.
Y por circunstancias de la vida, te has tenido que ir.
El Señor te ha reclamado, porque dicen que tu mision
en la tierra se ha terminado.

No te despedistes, ni tampoco te vi marchar,
¿ será porque querías, que me quedara el recuerdo del último día?
Gracias hijo, por regalarme estos 17 años de tu vida
siempre estarás en mi corazón, en mi alma y en mi pensamiento.

Quiero que sepas, que esperare pacientemente a que pasen los años,
no sé lo que tardaré, eso nunca se sabe pero esa será una de mis ilusiones,
que llegue ese día para volver a abrazarte.

Rosario (tu mama)