PRINCIPIOS del MENSAJE de RENACER
1. Preocuparse por el otro.
2. El grupo se debe, por encima de todas las cosas, a los padres nuevos y a los que
más sufren.
3. El sacrificio y el esfuerzo deben ser personales.
4. La tarea de Renacer es solidaria y gratuita.
5. Renacer no se identifica con causa alguna más allá de su misión.
6. Renacer no tiene preámbulos.
7. Objetivos de Renacer:
a) Enfrentar el dolor (la realidad dolorosa)
b) Aprender de esta realidad que nos toca vivir
c) Encontrar un sentido al sufrimiento
d) Trascenderlo
e) Hallar un nuevo significado a la vida.
8. La más absoluta horizontalidad y abarcabilidad de los grupos.
9. No tenemos personería jurídica.
10. Ayuda mutua y no autoayuda.
1- Preocuparse por el otro.
La razón de ser de Renacer es ayudar a los padres en las reuniones, ayudar a los papás
que vienen atribulados por el dolor, sintiéndose solos por primera vez en su vida y que van
a una reunión y quieren que lo ayuden, eso es Renacer.
El verdadero Renacer es en el campo de batalla, allí donde está el sufrimiento, allí donde
las personas requieren de aquéllos que ya han pasado por este camino.
Si nuestra tarea se limita a ayudar a los padres que vienen y si esa tarea se lleva a cabo
con dedicación, con amor, con autorrenuncia, con sacrificio personal, no hay ningún
problema, porque esa es la tarea de Renacer.
Es renunciando al sufrimiento, aprendiendo a través de lo que se escucha, cada vez
diferente, en las reuniones.
La respuesta del hombre al sufrimiento yace en la trascendencia, y se hace evidente
una conclusión más: el sufrimiento no puede ser curado, ni resuelto, ni elaborado, el
sufrimiento sólo puede ser… trascendido.
La actitud más enriquecedora (no necesariamente la más fácil) es descubrirle un
sentido al sufrimiento.

(Extracto de la Esencia y Fundamentos de Renacer del 29 Encuentro. Alicia Schnider-Gustavo Berti)